Análisis

María Valero

Vivir el centro

Este fin de semana el centro ha vivido unos días de fiesta bajo el paraguas de los títeres. Desde el pasado miércoles y hasta el domingo varios escenarios repartidos por el centro han dado vida a historias animadas que han congregado a muchas familias, y debo de reconocer que la mía ha sido una de ellas. Ha sido la primera vez que he recorrido varias plazas esperando ver en escena a Momo o al Patito Feo, será porque además es la primera vez que un pequeño viene de mi mano sorprendiéndose en el 'Astokillo Circus' o con la gallina de los huevos de oro. Además, el pasado viernes Acoje celebró el Día del Centro Comercial Abierto con regalos, dulces, globos y pasacalles, animando aún más el puente festivo. Da gusto ver el centro con gente, entrando y saliendo, disfrutando de las terrazas, de las tiendas, de la vida en el 'corazón' de la ciudad. Se abre una temporada 'estrella' para el centro, entre zambombas y demás actos navideños, así que les animo a vivir el centro, su comercio y su hostelería, porque a veces uno olvida lo que le diferencia del resto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios