Análisis

Manuel sotelino

Mi carrera oficial

Uno también tiene su 'corazoncito' en todo este tema de las cofradías. Creo que tengo derecho. De tanto escribir sobre las hermandades y sus aristas parece como si me convirtiera en un ente más ecléctico. Pero no es así. Se me puede criticar mis continuos errores de concordancia del verbo con el sujeto o que me baile una fecha o una hora. Son tantas que en ocasiones pienso cómo puede ser que una página salga limpia de errores. Y me pellizco los cachetes.

En el asunto de la carrera oficial también tengo mis preferencias. Algunos me han criticado mi cambio de postura. Pero por mucho que lo pienso no lo logro comprender. La coherencia todavía no la he perdido. Y espero que la cordura tampoco a pesar de andar en medio de los charcos.

Lo digo porque me critican que favoreciera la carrera del Banco y que ahora esté a la contra de Porvera cuando pasa por el Banco. Creo que nunca en mis informaciones del pasado año se pudo entresacar una frase que demostrara mi clara inclinación al Banco. Sí es cierto que no me creí lo de la ratonera. Los técnicos son incapaces de firmar algo que no tenga la solvencia necesaria para salvaguardar la seguridad. Me gustaba el Banco porque acortaba itinerarios. Pero sin flechazos.

Ahora estoy a la contra de esta de Porvera por la misma razón. Ir hasta la Porvera o Gaitán me parece querer someter a los cofrades a esfuerzos casi sobrehumanos. Una vez más, los nazarenos serán grandes damnificados. Me siento nazareno sobre todo lo demás. Y ya que nadie parece querer defenderlos yo ahora doy la cara por ellos. Ellos mantienen las cofradías y aguantan horas en la calle de pie con la cara tapada. Porvera es una locura, simplemente, porque es alargar por alargar. Un sin sentido en el que parece que algunos mandatarios no piensan. Y después se busca hasta por debajo de las piedras a aquellos que no van por la hermandad nunca pero que cada año visten la túnica para que saquen la papeleta. Ahora habrá que explicarles la gracia que tiene Porvera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios