Análisis

francisco andrés gallardo

La gente...

Si con José Antonio Sánchez La 1 naufragaba con una parrilla impropia de una cadena pública en todas sus hechuras, insípida, con la sensación de haberse entregado a los intereses de productoras amigas, con Rosa María Mateo la frustración es mayor, porque el público se ha marchado incluso de los informativos y el avión entra en barrena. Es incomprensible que con una plantilla de 6.400 profesionales La 1 esté por debajo del 10% y entre toda su oferta no interese ni al 16% de los espectadores. Muy caros salen esos 1.003 millones de euros.

Los noticiarios de TVE están en su peor momento en sus 62 años de historia porque parte del público que seguía estos contenidos, votantes del PP o Ciudadanos, se han marchado directamente tras el cambio de gobierno y el posterior barrido en la cúpula de informativos. Era inevitable y hasta comprensible. Pero al cabo de los meses no hay visos de mejora y ya no valen las excusas políticas: el ritmo, la narrativa y los contenidos de los Telediarios no conectan con la audiencia actual, por muchos medios y empaque que se tenga. También el enfoque de determinadas noticias estará espantando a cierto público conservador mientras que los votantes de PSOE y Podemos mantienen como cadena de cabecera a La Sexta.

TVE se queda sin público y la administradora única quiere tranquilizarnos asegurándonos que la paran por la calle diciéndole lo bien que lo hace y lo libres que ahora son los Telediarios. Sólo le ha faltado decir lo simpático que es Xabier Fortes. Habla con poco rigor la propia Mateo con esas consideraciones, englobando a "la gente", término tan podemita, con los vecinos (y pelotas) con que se cruza. Si con Sánchez RTVE era de urgencia, con Mateo es cuestión de UCI. Y todavía habrá que contemplar las 80 horas pensadas para Cataluña con la cantidad de canales en catalán que ya hay por allí, mientras que la programación para el resto de España, con la musiquilla tétrica de La mañana, los tres culebrones, Hospital Valle Norte o Lo siguiente es para echar a correr.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios