Análisis

Fran Pereira

El gentleman de tío José

Haceunos días despedíamos a Ángel Morán, un personaje fundamental en Tío José de Paula. A lo largo de la vida, uno se va encontrando con personas que te marcan, y Ángel era una de ellas. Como periodista siempre tuve un aliado en él y como persona, también. Era uno de esos seres que hacen piña, que se preocupan por el trabajo de los demás, pero sobre todo un enamorado de su propia peña, donde ejerció diferentes cargos hasta llegar a la presidencia. Si nos centramos en el mundillo flamenco, pocas personas me he encontrado como él, ya no sólo por su predisposición y apoyo en todo lo que tenía relación con Jerez y su flamenco, sino también por su respeto, la elegancia y seriedad a la hora de trabajar. Tío José siempre ha destacado por la puntualidad en sus programaciones, y de ello mucha culpa la tuvo él, convencido de acabar con el tópico flamenco de empezar siempre tarde. Nunca asumí verle tras su enfermedad, quizás porque aparentemente parecía normal, y eso me dolía. Ahora, seguro que Curro, El Mono, Antonia Marivega o La Mahuma le habrán recibido. DEP, Ángel.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios