Con este título tan poco esclarecedor, no piensen ustedes que me estoy refiriendo a ese partido nacido en las Vascongadas, tan afecto a su tierra y tan presto a venderse a todo y a todos para recibir lo que otros, con mayores y perentorias necesidades, ni por asomo reciben, han recibido ni, por supuesto, recibirán. No escribo del Partido instigador a los gobiernos pusilánimes de turno, que se han vendido por los votos que les hagan conseguir lo que los votantes del resto de España no les han dado. No quiero saber de los que en sus filas han tenido a gente tan oscura y retorcida como el beatífico, mentiroso y maledicente Javier - ellos lo llaman Xabier, como si de esa forma fuera más y mejor - Arzallus o el de ahora, tan esquivo, prepotente y absurdo como aquel, este Íñigo Urkullu o el que los fundó, un Sabino Arana que han hecho santo con chapela, por ser tan poca cosa como ellos. No, no me refiero a esos; a ellos ya hay un Gobierno español que los encumbra, les da lo que pidan y más, sólo para tenerlos cerca, calladitos y con los votos dispuestos. No crean ustedes, tampoco, que me he vuelto loco en honrar a quien no debo. La letra del título de la columna de hoy, esa "p" mayúscula es la que debe ser; está puesta con precisión y es la que encierra la inicial de un Pérez, grande, bravo, y poderoso. No escribo, ni mucho menos quiero, alabar a ese partido que empequeñece la democracia vendiéndose al mejor postor. Desde un primer momento he querido exaltar al gran Paco Pérez Valencia, artista, museógrafo, profesor, compañero… amigo. El título de este ENTRANDO EN AGUJAS que ustedes amablemente leen, está dedicado a ese creador supremo, al motivador impenitente hacia lo más sublime del arte, al profesor enamorado que abre esquemas a sus alumnos, al artista sabio y generoso; al apasionado intelectual que dota de la más sublime existencia el más mínimo acto de creación. No debe ser una "n" mayúscula de nacionalista - o necionalista -, es un P gigante, de gran Pérez. Por eso, honor y gloria, querido PPV, el gran Paco Pérez Valencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios