Análisis

María Valero

Menos pantalla

Tres de cada cuatro españoles aseguran que no podrían vivir sin móvil e incluso el 16,6% afirma mirarlo mientras conduce. Son datos que se desprenden del informe 'Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente', para el que sólo hay que sentarse en un banco y comprobar en primera persona que pocas son las personas que andan por la calle sin tener un teléfono en las manos. La adicción al móvil ha subido más de diez puntos porcentuales en el último año y resulta especialmente preocupante el cariz que este 'comportamiento' está teniendo entre los más jóvenes (y no tan jóvenes). Un estudio del equipo de orientadores de la delegación territorial de Educación ya avanzó hace semanas que el 66% de los niños de Tercer Ciclo de Primaria, es decir, menores de 12 años, disponen de teléfono móvil. Culpa del menor, mayor culpa de los padres. El ejemplo es la mejor forma de aprendizaje, y de nada sirve echarse las manos a la cabeza cuando los que deben educar no dejan el móvil ni para comer. Más cara a cara y menos pantalla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios