Los siete meses de pandemia, con un duro confinamiento que dejó a la gente en sus casas sin gastar nada más que lo imprescindible, el consiguiente cierre de muchos comercios y miles de criaturitas al paro o a morir por Dios a las expensas de un ERTE con poco horizonte, la incertidumbre en el alma de todos y el miedo negro en el cuerpo porque el bicho acecha y en cualquier momento te toca a ti y, para colmo de males, los rebrotes siguen aumentando con fuerza, con mucha fuerza y otro confinamiento puede llegar - por zonas, por barrios, por bloques o por calles, pero a usted y a mí y al que le toque lo encierran de nuevo - porque saben aquello de que "cuando veas las barbas de tu vecino..." y en Madrid ya están cientos de miles de personas dentro de sus casas. Pues bien, todo esto ha dejado a la ciudad muy tocada - aunque usted vea mucha gente en los bares y con ganas de fiesta -. Cada día nos encontramos más comercios con el letrerito de SE VENDE o SE ALQUILA. Y por si todo esto no fuera poco, las calles del centro levantadas, las vías comerciales parecen Alepo en sus días duros de bombardeo impenitente. Todo contribuyendo a que más establecimientos ya hayan cerrado o estén a punto de cerrarse. La gente se pregunta ¿hasta cuándo?, ¿no existieron mejores días para acometer las obras, antes que ahora con el curso ciudadano empezado y la gente metida de lleno en sus faenas? A mí, cada día me plantean un nuevo itinerario. Para ir de Correos a la Plaza de Abastos recorro un laberinto de pasillos, de vallas, de cintitas rojas y blancas - menos mal que son rojas y blancas - y me hacen cruzar siete veces de acera en veinte metros. ¿Qué ciudad aguanta eso tanto tiempo? ¿No se dan cuenta nuestros regidores que una ciudad así, con lo que está cayendo, está abocada a la ruina? ¿Qué se está esperando para dar soluciones? Lo que no me explico es cómo ya la gente no ha puesto el grito en el cielo. Y mientras los gobernantes desaparecidos, escondidos en su vergüenza de no saber qué hacer ni cómo explicarlo. ¡Qué pena!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios