Análisis

E. M. Cañas

El portavoz vilipendiado

C IUDADANOS no está sabiendo gestionar el trámite de elección de su candidato a la Alcaldía. En el caso de Jerez, en las últimas semanas algún que otro dirigente del partido ha mantenido contactos con independientes ofreciendo el puesto de alcaldable, un gesto que no hace más que poner en cuestión la labor de su portavoz municipal, Carlos Pérez, al que nadie le ha dicho aún si cuentan o no con él. El partido está en su pleno derecho de adoptar la táctica que estime conveniente, de apurar los plazos y de ofrecer el primer puesto de su papeleta a quien le venga en gana. Ahora bien, lo censurable es que esta actitud denote que no importe vilipendiar al portavoz municipal, en particular, y a la agrupación jerezana por extensión. La formación podrá alegar que está en su ADN eso de buscar independientes para sus listas y que son pocos los candidatos nombrados hasta la fecha. Ahora bien, si al final no encuentra el fichaje anhelado, ¿cómo justificará entonces que no hubiera optado antes por su banquillo? Siempre tendrán la opción de decir que todo eran habladurías de la prensa canalla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios