100 años dan para toda una vida, o más. Sin embargo, no toda una vida da para 100 años. Hay que felicitar a Paula, protagonista hoy, aquí, en la sección de 'Felicitaciones', por cumplir un siglo de primaveras. Si se para uno a pensar un poco..., es que doña Paula nació en 1918, sí, sí, 1918. ¿De cuántas historias e Historia ha sido testigo esta mujer? Da vértigo hacer recuento de todos los acontecimiento destacados que han pasado por delante de sus ojos. Desconocemos los que recordará, los que tendrá grabados a fuego en su memoria, pero sí es cierto que da pie a montarse una serie de películas en la cabeza, de ponernos en su lugar y elegir un suceso en particular del que poder hablar. Para mí, que llegué a este mundo a mediados de los 70, pues hubiera estado bien pasearse un rato por los 50, los cambios que llegaron en los 60, los frenéticos años 20, cuando Paula aún era una niña... Viñetas mentales fuera, Paula es un ejemplo de que hay que vivir cada día intensamente, sacarle el jugo a la existencia y sumar cada jornada nuevas aventuras a nuestro diario..., aunque no lleguen a 100.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios