Análisis

Domingo Díaz

El sol y la tierra

Lo bonito que es ver disfrutar a cada uno con aquello que le gusta. El buen tiempo que ha reinado en lo que llevamos de esta Semana Santa, y que parece que será la tónica reinante en lo que resta de misma, ha permitido que cada uno pueda disfrutar de lo que le gusta. Hay quien se ha visto todas y cada una de las hermandades, desde la salida hasta la recogida, del primer al último nazareno. También están los que no se han acercado al centro de la ciudad ni para venir a comprar a la Plaza. No por nada, sino porque han 'conquistado' las playas de El Puerto de Santa María. Otros han preferido hacer deporte, aunque la piel quemada del día anterior casi les causa un susto. Llegados aquí no puedo olvidarme de aquellos que han asistido al centro de la ciudad pero no han visto ni una cofradía; los bares son su lugar. Y me alegra que todos lo hayáis disfrutado, cada uno a lo suyo sin molestar a los demás. Puede que nunca llueva a gusto de todos, pero el sol sí que es capaz de ponernos a todos de acuerdo. Bendita tierra nuestra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios