Desde hoy ya no se emite Arusitys en las mañanas de La Sexta. El programa de Alfonso Arús se ha tomado unas merecidas vacaciones. Recuerdo que en septiembre, cuando el formato que durante años se emitió en la televisión catalana aterrizó en la cadena de Atresmedia, me resultó desconcertante. En este mismo espacio escribí unas líneas expresando esa sensación. Hoy quiero rectificar. Porque hoy, primer día sin Arús y compañía, se echa de menos.

Es admirable lo que han conseguido en tan solo una temporada. Durante varias mañanas han logrado batir su récord de audiencia. Y han hecho posible una televisión matinal diferente en los canales generalistas. Mientras que en La 1, Antena 3 y Telecinco se han emitido los informativos y magacines matinales tradicionales, ellos han optado por una fórmula diferente en la que la actualidad va acompañada de un tipo de entretenimiento muy necesario a las siete y media de la mañana. Un entretenimiento que aporta energía y buen rollo para comenzar el día.

No hay sector que hayan dejado sin tratar. Política, meteorología, deportes, entretenimiento, corazón o nuevas tecnologías son algunos de los temas que no faltan cada día. Es un programa rápido, de casi cuatro horas en directo, en el que no falta contenido. Esto refleja la gran labor del equipo que hay delante y detrás de las cámaras. De los que aparecen en pantalla hay que destacar a Tatiana Arús, Evelyn Segura o Alba Gutiérrez. Y a Paula del Fraile. La periodista no está en plató, está en la redacción de La Sexta. Pero las conexiones con ella son oro puro.

Para La Sexta este programa ha supuesto innovación. Antes de la llegada de Arusitys la cadena emitía series y reportajes de reposición, y no era hasta las once de la mañana cuando comenzaba Al rojo vivo, el primer programa en directo de la jornada. Y esto en una cadena cuya seña de identidad es la actualidad no tenía sentido. Con el espacio de Alfonso Arús han conseguido corregir ese fallo.

La pena es que la televisión en verano decae. Son muchos los programas que se van de vacaciones, algunos demasiado tiempo. Siempre hay espectadores que ya sea julio o agosto siguen involucrados en su rutina, una rutina que se ve rota por la ausencia de estos formatos. Qué cierto es eso de que a veces hay que echar de menos para valorar lo que se tiene. Y con Arusitys pasa eso. Que su ausencia sirva para que recarguen pilas para septiembre. De momento se marchan logrando ser el programa revelación de la temporada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios