Análisis

Manuel sotelino

Los 29 votos

He de reconocer que cada vez soy más 'mazuelista'. El obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez aplica con buen criterio ese sentido que muchas veces es el menos común de todos. Ya saben a qué me refiero. Pero por si hay algún despistado, aplicar el sentido común es lo que hizo un tipo que venía de provincias cuando en cierta ocasión, en Madrid, un grupo de críticos de arte le llevaron a una pinacoteca para que eligiese el cuadro que salvaría en el caso de un incendio fortuito. El buen hombre aplicó un acertado pragmatismo y afirmó: "El que esté más cerca de la puerta".

Pero volviendo a mi primera afirmación, vuelvo a ratificarme en mi convencimiento de que en ciertos asuntos soy de don José Mazuelos. En las distintas entrevistas que he mantenido con el prelado he ido reflexionando y he acabado pensando que lleva razón en eso de que si alguien quiere cambiar el rumbo de su cofradía sólo tiene un camino: Presentarse y dar la cara. En cuanto a dar la cara he de reconocer que es algo de lo que, en esto de las hermandades, se carece en ocasiones.

Y digo esto por los 29 votos en blanco de la Mortaja. Una gracia que junto a la desastrosa gestión de la mesa electoral le ha costado al bueno de Manolo Garrido la segunda vuelta en su querida cofradía. Parece como si esos 29 votos actuaran de mala fe. No se entiende que en un cabildo de refrendo haya tantos hermanos desaprueben al que ha dado el paso adelante. Si hay un grupo discrepante con la gestión de cofrades de la talla de Antonio Jaén Pacheco, Juan Antonio Fernández Cardín o el mismo Manolo Garrido, tienen dos opciones. Reunir firmas y repasar la gestión en un cabildo extraordinario o presentarse y dar la cara.

De otra forma, sólo se demuestra mala fe y, sobremanera, una clara falta de compromiso con su cofradía. Me mojo a través de un voto secreto pero no comprometo. No es de recibo. Esperemos que la hermandad de un paso firme de madurez y apoyen a quien ha dado el paso. No se entiende, tampoco en este caso, una disciplina 'deportiva' que tanto se practica en Jerez: tirar la piedra y esconder la mano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios