A RIENDA SUELTA

Aburre a tu enemigo

PERDONE mi osadía y permítame un consejo: si está inmerso en una guerra, trate de aburrir a su enemigo. Es lo más fácil -aunque sea también lo más costoso- para ganar todas las batallas que libre. Y entiendan que estos términos bélicos se pueden adaptar a cualquier 'terreno', ya sea una discusión familiar, un enfrentamiento con el jefe o una guerra con sus soldados, sus trincheras, sus balas y sus tanques. Si aburres a tu enemigo, has ganado. No es nada nuevo y muchos lo saben, así que tratan de aplicar esta táctica en cada batalla para ver si te aburres. La forma de provocar este aburrimiento en un enemigo para que cese en su pelea puede tomar variantes diferentes. Restándole importancia a todo lo que haga o repitiéndote en múltiples ocasiones, por ejemplo. Por eso me parece que este debate de investidura ya lo has visto, que ya hemos votado en unas elecciones similares a las que parecen avecinarse y que algunos políticos, más que preocuparse por sus ciudadanos, están tratando de aburrirlos. Pero no lo hagan o habremos perdido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios