Obituario

Antonio Padillo Piñero

Presidente de Santo Ángel Jerez Rey Melchor en Jerez 2009/2010

Adiós a dos de los grandes de Jerez

“JUNTO a San Pedro se ha montado una gran fiesta.”... No me cabe la menor duda. Estoy seguro que se habrán servido sobre grandes mesas de “mármol”, una jartá de “alcachofas” y unos buenos platos de berza jerezana, eso sí, regado por supuesto con Tío Pepe llegado expresamente desde Jerez muy fresquito. Qué delicia, qué maravilla... qué arte tienen estas dos personas, y perdónenme que les diga... suerte la de San Pedro en poder recibir ahí arriba tan pronto a estos dos.

Y es que recientemente, en estos días, han realizado un largo viaje hacia el cielo, nuestros queridos amigos D. José Torreglosa Solano y D. Faustino Rodríguez Marín. El primero, Hijo Adoptivo y el segundo, Hijo Predilecto, ambos de Jerez, casi ná, y es que aquí no cabe aquello de... “Era muy buena persona... era muy bueno...”. Es que decir esas cosas en estos dos casos es cierto del todo, lo que pasa es que la complacencia nos alivia amargamente cuando aún las personas ya fallecidas están en los instantes antes de su marcha y nos anima algo en nuestro ser como un inicio de la más pura resignación a la marcha y despedida de alguien que nos supone una gran pérdida.

Y este irremediablemente es ahora el caso que nos ocupa. Se nos han ido para siempre dos maravillosas personas, dos de los grandes, y no lo digo ahora por querer quedar bien con nadie, pero es que es una verdad incuestionable. Precisamente eso fueron algunos de los motivos (lealtad, educación, saber estar, amigo, solidario, buena persona, risueños aunque uno más que el otro, enamorado de su tierra...) que llevaron a Santo Ángel de la Policía de Jerez a condecorarles con su Medalla de Oro el pasado año dos mil once.

Qué felicidad irradiaban, cuánto les gustó. En fin, poco fue para lo que realmente ellos se merecían. Y no quiero dejar pasar por último la oportunidad de decirles, que como compañero de reinado de viaje que fui en 2010, Melchor, me sentiré muy honrado haber compartido esa magia celestial de la que aprendí y heredé de ellos. D.E.P. queridos Pepe y Faustino. Siempre os querré. Un fuerte abrazo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios