javier / chaparro

Ausentes en el mitin

LAS imágenes de televisión ofrecidas por el PSOE de su mitin de Dos Hermanas -nada de incómodas cámaras ajenas- nos dieron una idea fiel del estado de las cosas: protagonismo para los dos cabezas de cartel en las elecciones generales y andaluzas, Rubalcaba y Griñán, junto a Felipe González y Alfonso Guerra. En ese mismo escenario fueron jaleados antaño Zapatero y Chaves. El primero fue el sábado una molesta sombra de la que nadie quiso acordarse; el segundo, un invitado mudo en primera fila después de haber ganado seis procesos electorales consecutivos en Andalucía. Uno y otro representaron en dos etapas del PSOE bien distintas la renovación en el partido, pero ahora son figuras amortizadas y casi enterradas.

El Barómetro de Opinión del Grupo Joly pronosticaba ayer la victoria del PP y hoy le pone nombre a las causas de la debacle socialista: pésima situación económica, enchufismo y corrupción. España tuvo en el pasado tasas de paro altísimas con un tejido productivo más débil y menos competitivo, pero si algo no perdonan los electores es la sospecha de que le están robando la cartera. El etéreo programa de Rajoy es lo de menos porque el ansia de cambio se antepone en la sociedad. La pregunta para los socialistas es quiénes serán los encargados de hacer ese cambio interno más allá del día 20 y cómo gestionar la derrota teniendo unas elecciones andaluzas a unos meses vista. El reloj no se detiene. La campaña acaba de empezar, pero puede que hoy concluya con el debate.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios