Que no somos un país muy normal ya lo sabíamos, pero no por eso dejamos de sorprendernos cada día. Pedimos que nos devuelvan esposado al delincuente que ha montado la división entre familias en Cataluña, y no solo no nos lo envían, sino que se permiten juzgar si la justicia española actúa bien o no. A ver si tenemos narices de hacer lo mismo en un caso similar ¡Ja! Otra de justicia: resulta que a dos de los pollos condenados por "abusar" de una mujer en los San Fermines, sí dos de esos de la manada, se les restituye nada menos que al ejército y a la Guardia Civil (estarán contentos en el cuerpo). Inaudito, pero lo acojonante, es que no quieren darles destino, así que les mandarán el sueldo a casa por tocarse las narices. Creo que en este país, alguien le tiene que echar una miradita a la legislación que permite estas aberraciones, o iremos más de culo de lo que ya vamos. Nunca comprenderé que no los hayan expulsado de inmediato, pero que además nos cuesten el dinero, es para mear y no echar gota. Claro que estamos en un país que acaba de poner en marcha hace apenas dos meses un nuevo Reglamento de Protección de Datos, y aquí en Jerez vemos cómo se mancillan a funcionarios con informaciones falsas y tendenciosas por parte de algunos, e incluso cómo algún medio de comunicación nacional se atreve a poner hasta una foto de alguien que no es cargo público y sobre quien además se miente, como se ha demostrado, y todavía no ha pasado nada. Será que la Agencia Nacional de Protección de Datos está de resaca del mundial de fútbol y necesita el VAR. Pues no tiene más que acceder a las redes sociales para comprobar quienes están atentando contra la protección de datos de algunas personas en la más absoluta impunidad. Y ya está bien de manchar el nombre de Jerez, joé, que solo salimos en los medios poco menos que por ser la patria chica del Lazarillo de Tormes en versión moderna. Eso sí, para chulos, los de la limpieza de Jerez, que teniendo la ciudad comida de mierda, ayudan a limpiar la cercana San Fernando. Ole ahí... ¡con dos...!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios