DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La esquina

José Aguilar

jaguilar@grupojoly.com

Banqueros abusones

La cláusula suelo hipotecaria era un abuso de libro: el Tribunal Superior de la UE ha corregido a los bancos

Para qué sirve Europa?, pregunta el euroescepticismo en auge. Pues, entre otras muchas cosas, para corregir las prácticas de los bancos abusones y proteger a sus clientes. Porque ha sido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que ha obligado a los banqueros españoles a devolver a los usuarios el dinero cobrado de más en las hipotecas que suscribieron desde 2009. Un mínimo de 4.200 millones de euros que las entidades prestamistas se embolsaron fraudulentamente.

Veamos. En las hipotecas concedidas a interés variable los bancos no plantearon ningún problema... mientras los tipos de interés -referenciados según el Euríbor- aumentaban sin cesar. Pero cuando bajaba el Euríbor y, con él, los intereses a abonar por los hipotecados, impusieron en los contratos una cláusula suelo: todo lo que disminuía el tipo de interés por debajo de ese tope no se traducía en beneficio para el cliente. Pero no había cláusula techo: si los tipos de intereses se disparaban, mejor para el banco. La ley del embudo.

Un abuso de libro, vamos, para completar otras prácticas prepotentes del sector financiero, como la inflación de los precios de la vivienda provocada por las sociedades de tasación que controlaban o la colocación de acciones preferentes a cientos de miles de incautos ciudadanos a los que se ocultó el riesgo que corrían. Esto ya lo vio el Tribunal Supremo de España, que en mayo de 2010 declaró obviamente abusivas y no transparentes las citadas cláusulas suelo y obligó a los bancos a indemnizar a los clientes abusados.

Pero el Supremo dejó el trabajo a medias. Solamente tendrían que devolver el dinero injustamente percibido desde la fecha de la sentencia misma. Y eso es lo que ha corregido ahora el Tribunal Superior de la UE, dictando que la banca abusona devuelva cada euro mal cobrado desde el momento en que impuso la cláusula se marras a cualquier usuario. Con toda lógica, jurídica y de la otra: si era injusta la cláusula suelo, lo será desde que se firmó la hipoteca, no sólo desde que el Supremo falló en su contra. Más sonrojo causó en su día el abogado general de la causa, que proponía perdonar las faltas de los bancos para no desestabilizar al sistema financiero. ¡Pobrecitos bancos, no vayamos a arruinarlos! Menos mal que los jueces de la UE no le hicieron caso.

Para eso sirve Europa: para aliviar el abuso de los banqueros y rectificar la pusilanimidad del Tribunal Supremo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios