Fuera de juego

Daniel Lamparero Mampel / Dlamparero@diariodejerez.com

Carpe diem

SI a usted le gusta el fútbol y además es xerecista, no pierda el tiempo y busque el vídeo del partido del pasado domingo, porque merece la pena tenerlo y guardarlo para, dentro del tiempo que sea, volver a disfrutar con la exhibición del Deportivo en Chapín. Entré en esta redacción en el verano del 90 y desde entonces no recuerdo ningún partido tan completo del Xerez. Los ha habido buenos, sí; momentos inolvidables y goles históricos, pero lo del pasado domingo fue sencillamente espectacular. Fueron noventa minutos para el deleite, un derroche de fútbol impropio de esta categoría y esta vez por exceso, que no por defecto. Fue un concierto en el que cada instrumento funcionó casi a la perfección, porque los fallos individuales -Chema y Martí Crespí fueron los más sonados- quedaron afortunadamente como anécdotas que no deslucieron la sinfonía colectiva.

Y hubo detalles para el recuerdo. Recuerdo que tras el 0-2, mientras Chema y Martí Crespí trataban de consolarse, había ocho jugadores a los que se les vino Chapín encima pero hubo uno, un debutante como titular en casa, que fue corriendo a la portería a coger el balón para sacar rápido de centro. Fe, esperanza y calidad. Detalles como el jugadón de Pedro Ríos en la primera mitad, que si sigue así acabará en Primera División más pronto que tarde y por la puerta grande, o el derroche de Mendoza en la segunda mitad, formando un ala izquierda de lujo con Momo...

Es tiempo para que el xerecismo disfrute, porque lo del domingo es para tener una sonrisa de oreja a oreja. Que saque pecho el que tenga que sacarlo, el que se lo merezca: la afición, que está de enhorabuena; el equipo, que se ganó la matrícula de honor; el técnico, que es el que los entrena; y los que han diseñado esta plantilla. Aquí caben todos, es un momento para disfrutar de un Xerez que atraviesa por lo mejorcito de su historia. Ya llegarán las vacas flacas: ahora, 'carpe diem', disfrutemos del momento, que no es poco. Fue inolvidable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios