DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El Circo Llagas

La fecha elegida para la Comisión de la Faffe es un abuso de las instituciones que deja en evidencia a Bosquet

El Parlamento andaluz ha tocado fondo. Es un daño colateral de la actitud bélica con la que entró el nuevo Gobierno regional en San Telmo, que el consejero de Presidencia Elías Bendodo compara con la llegada de los marines americanos a los palacios de Sadam Hussein, como les explicaba este cronista el pasado domingo. El ejemplo es de traca: guerra y destrucción del enemigo. La única actividad del Parlamento en la semana de campaña electoral ha sido la Comisión de Investigación sobre la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, Faffe. Un abuso de las instituciones.

PP, Ciudadanos y Vox han convocado en jueves y viernes a tres ex presidentes socialistas de la Junta, la ministra de Hacienda, tres ex consejeros y al dueño de un local de alterne. Los socios de investidura argumentan que el calendario estaba previsto hace meses. Pero también había un pleno esta semana y se ha aplazado. La indudable intención electoral cambia una de las diez letras de la sede del Parlamento: ha pasado de ser las Cinco Llagas a convertirse en el Circo Llagas. El joven presidente de la comisión, de Ciudadanos, se refirió al expresidente Chaves, único compareciente el jueves, como "el señor aquí presente", le levantó la voz, le cortó el micro, le negó la palabra más de diez veces. Chaves acudió, criticó la manipulación electoral de la fecha elegida, explicó que se acogía a su derecho a no declarar y pidió ausentarse de la sala. Hubo un forcejeo verbal con el hosco presidente de la comisión y el escandalito consiguiente. Prueba conseguida.

La Faffe fue un órgano de la administración paralela de la Junta que existió entre 2003 y 2011, cuya gestión está en los tribunales, que investigan millones de euros sin justificar, la colocación de cargos socialistas que se quedaban sin ocupación y los miles de euros que su máximo dirigente se gastó en juergas y visitas a prostíbulos. Un asunto gravísimo que merecía más seriedad institucional: convertir las salas del Parlamento en el plató de un reality para practicar un pimpampum deja en evidencia a la dirección de la Cámara. El portavoz de Vox llegó a decir en su intervención que allí no estaban para averiguar la verdad, sino para establecer responsabilidades.

El principal perjudicado del Circo Llagas no es esta comisión de investigación, sino el propio Parlamento. Algunos pensábamos que era imposible una presidencia más sectaria y errática que la ejercida por el socialista Durán en la pasada Legislatura; tal parece que Marta Bosquet está empeñada en demostrar lo contrario.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios