Bienteveo

Andrés Luis Cañadas

Consuelo del Pelirón

Veinticinco años ya; nada menos que un cuarto de siglo; de aquella jornada ilusionada en que la imagen, nacida de las manos y de la inspiración del gran artesano y artista jerezano, Pedro Ramírez Pazos, que también esculpiría la del Señor del Amparo, fuera solemnemente bendecida para pasar a formar parte del valioso patrimonio de las hermandades jerezanas y en concreto de la que, por su nacimiento y por la estrecha vinculación que desde siempre ha sabido mantener con su barrio, es conocida como “el Consuelo del Pelirón”, barrio de nuestra ciudad que estando en el centro, hasta la elevación de las vías del tren se encontraba como “secuestrado” dentro de Jerez y con el que desde sus primeras salidas procesionales a la actualidad, esta sencilla y ejemplar corporación cofradiera, imbuida del espíritu franciscano de la Compañía de las Hermanas de la Cruz, que ahora la acogen en su propia Capilla, a la espera de un nuevo templo, ha sabido mantener y fortalecer unos lazos que con el paso del tiempo la han enriquecido así como a este trozo de nuestra geografía urbana, camino del centro desde la zona norte y obligada vía de paso, ahora que el ferrocarril no supone un obstáculo, para alcanzar antes y sin atascos la avenida de la Paz…

Consuelo del Pelirón; hermosa y expresiva advocación de una Virgen, preciosa, que estuvo sola el pié de la Cruz y que para tantos jerezanos supone, precisamente, el bálsamo necesario e imprescindible para sus tristezas, para afrontar con fortaleza y esperanza la enfermedad; de eso la propia Hermandad y sus cofrades han superado hace aún bien poco la grave amenaza del Covid 19; para superar la soledad, la marginación, la pobreza extrema y tantas dificultades como salen al paso a lo largo de nuestra vida…

Consuelo del Pelirón, esa virgen humilde a la que los afligidos nos atamos con el lazo de nuestras plegarias, en las horas de la tribulación y la pérdida de un ser más que querido, cuando la contemplamos en su entrañable y familiar altar provisional, junto al Señor del Amparo, en el que la sostienen el amor y los angelicales cantos de sus guardianas mas fieles, las Hermanas de la Cruz…

Y es que ahora se cumplen ya cinco lustros de la bendición de la imagen y empeñada esta ya su Hermandad en ofrecerle nuevo templo, acorde con lo que su gente demanda, precisamente en la zona aledaña de expansión del barrio que le presta su nombre a la Corporación penitencial del Miércoles Santo, lo que ha motivado la procesión extraordinaria que ayer vivió Jerez con la salida extraordinaria desde la Iglesia de las Viñas; como antaño; a los terrenos donde, seguro, se alzará en poco tiempo el joyel en el que sus hermanos albergarán a la que es reina de sus amores mas ciertos y asidero seguro de sus anhelos cofradieros…

Consuelo del Pelirón. Que advocación tan sonora, para tan excelsa Madre…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios