La Crestería

Manuel Sotelino

Federico Mantaras

DURANTE los últimos ocho meses ha sido el máximo responsable de la Diócesis y aún le queda prácticamente un mes y medio para entregar los poderes a José Rico Pavés.

Posiblemente nunca sabremos agradecerle a Mantaras lo mucho y bueno que ha hecho en estos meses de sede vacante donde era muy fácil pasarse de frenada y pisar una mina. Heredaba una Diócesis donde las singularidades de Mazuelos Pérez se habían hecho patentes con distintos escollos que había que gestionar. Devolver las aguas a su cauce no era una misión fácil de ejecutar.

La mano izquierda de don Federico la pudimos ver en la plaza de toros en la misa del Rocío el día de Pentecostés. Sin embargo, aquella tarde fue poco menos que un paseo militar para los hilos que ha debido de manejar en estos ocho meses de trabajo incansable, llevando incluso si propia parroquia de Las Nieves. Ha trasladado a la Diócesis a la normalidad y se han calmado muchos nervios y mucho ruido tras la marcha del prelado de Osuna. Ha sabido gobernar en momentos complicados en los que ha tenido batallar con una pandemia y hasta nombrar administradores parroquiales de forma excepcional. Y todo se ha hecho con estrecha comunicación con el Colegio de Consultores y sin hacer apenas ruido.

Ha gestionado como a él le gusta: con mucha discreción, dejando al ‘toro’ del día a día de nuestra Iglesia en magníficas condiciones para la faena de altos vuelos que ya se presiente que hará Rico Pavés.

Es momento de reivindicar la figura de don Federico Mantaras. Dicen que su futuro se encuentra unido a un báculo y una mitra. Él, que es una persona humilde, ha dejado claro que lo asumiría pero que el solideo no entra en su hoja de ruta. Le gusta más el trabajo callado en un segundo plano. En cualquiera de los casos enhorabuena, don Federico. Posiblemente haber tomado las riendas de la Diócesis durante estos meses no habrá sido plato de su gusto. Pero he de confesar que la gran labor llevada a cabo ayudará a don José Rico Pavés en este su nuevo ministerio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios