La esquina

José Aguilar

jaguilar@grupojoly.com

Cs ya se junta con Vox

No me gusta nada que los partidos democráticos lleguen a gobernar pactando con los ultras. Me identifico con los cordones sanitarios de Francia o Alemania, no con las prácticas de Austria o Polonia. En el caso de España, los ultraderechistas y los ultranacionalistas deben quedar fuera de las instituciones siempre que se pueda gracias a la colaboración entre los demócratas. Por el bien del sistema. Por salud democrática.

Lo malo del acuerdo sobre los presupuestos andaluces entre PP, Ciudadanos y Vox es que destruye el aislamiento de esta última organización, la consagra como interlocutora válida en la configuración de las instituciones y normaliza su papel en la política autonómica. Vox ya no está legitimada sólo por los votos de los ciudadanos, sino también por las firmas de los gobernantes al lado de la suya. Cs y PP van a gobernar con unos Presupuestos que Vox ha retocado.

Retocado ¿mucho o poco? Depende del color del cristal con que se mire. Por un lado, el listado de 34 puntos del acuerdo presupuestario tripartito desemboca en la práctica en un cambio de dos millones de euros en las partidas contempladas en el proyecto previo PP-Cs. Insignificante. Por otro, algunos contenidos del acuerdo suponen gestos políticamente significativos, como la reducción en 600.000 euros del dinero destinado a la integración de los inmigrantes, la sustitución del concepto de transversalidad de género o la mayor radicalización contra la administración paralela. Pero Vox tampoco puede echar las campanas al vuelo: su apuesta por combatir la "violencia intrafamiliar" no va a significar que se elimine ni se debilite el teléfono de atención gratuita a las víctimas de la violencia machista y su oposición a la política de Memoria Histórica no se reflejará en un recorte de las labores de recuperación de víctimas de fosas comunes y la investigación del ADN de las mismas impulsadas por el Gobierno andaluz de Juanma Moreno, que acaban de ser elogiadas por Adelante Andalucía.

Parezcan excesivas o correctas las concesiones hechas a Vox, se considere que hay un pacto dentro de la normalidad democrática o un entreguismo a la ultraderecha, destaquemos lo relevante: en Andalucía se ha firmado el primer gran acuerdo entre las tres formaciones del centro y la derecha, y Ciudadanos ha dejado de hacerle ascos a Vox. Esto es algo inconcebible en Alemania o Francia, pero aquí ha pasado. Siempre estamos innovando...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios