Apuntes

joaquín del valle

Diciembre andaluz, Navidad y elecciones

Hoy es un día especial, me levanto y veo la fecha marcada en rojo en mi calendario, vienen aires de añoranzas. Hace 38 años éramos jóvenes, mucho más jóvenes, y esta tierra protagonizó una demostración de madurez política sin muchos precedentes.

Fue expresión de voluntad y exigencia de ser tratada como la que más. Más de ocho millones de habitantes, el 20 por ciento de la población española, que vive en 88 mil kilómetros cuadros, acumula tradición y recursos, no debe ser relegada en derechos. Nuestra, firme y unitaria, voluntad truncó los pactos de otros para que finalmente la Constitución, sin resolver el problema, diera un marco de equilibrio al conjunto de los territorios españoles.

Reconozco el sentimiento de orgullo generacional y vivo un presente de incertidumbres. Hoy también, así son los juegos del calendario, comienza la campaña electoral. No son tiempos sencillos, bien lo sabemos en nuestro Jerez, problemas sociales, deterioro de derechos, desprestigio institucional, se unen al problema territorial. La presión soberanista, hija de la prepotencia y mediocridad del gobierno español, y el vaciado de contenido de nuestros ayuntamientos, son problemas que atacan los intereses de andaluces y andaluzas.

Me preocupa que frente a estos retos todos los partidos crean que basta con enviar líderes diseñados, todos hombres, televisen mensajes plastificados, y nos vengan a cortejar, somos muchos y muchas aquí, sin asumir realmente la defensa de nuestros intereses. La paradoja es peligrosa, todos sabemos que necesitamos una profunda reforma constitucional y somos incapaces de acordar la importante. Sin duda, nos hace falta un nuevo 4 de diciembre para que la navidad, con más parados y menos luces que hace cuatro años, no sea una farsa para Andalucía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios