Punto de vista

josé Ramón / del Río

Encuestas

ALGUNOS de mis lectores habituales me dicen que no les gustan mis artículos cuando escribo de política. Como se publican en las páginas de opinión, esto nos obliga a comentar la actualidad y ésta, salvo tragedias como las recientes de París y Bruselas, son los temas políticos. Por ello, si aun así me están leyendo, me siento doblemente agradecido.

Las encuestas son hoy una ciencia encuadrada dentro de la sociología, aunque no ciencia exacta, pero más acreditada que cuando escribió Pemán que cuando dicen las encuestas que cada español se come medio pollo al año, no tienen en cuenta que alguno se lo come entero y a otro no le llega nada. Para las próximas elecciones las encuestas no coinciden en mucho y estoy de acuerdo con lo que escribía mi admirado García Máiquez que las encuestas rezuman el ideario que suponemos al medio que las publica. La coincidencia se limita a que todas dan al PP como partido más votado; pero las diferencias van desde los 6 puntos de margen con el segundo más votado en que la estiman Abc y LaRazón, hasta unas minúsculas décimas de diferencia, que respecto del PSOE y C's le concede la encuesta de El País. En cuanto a El Mundo, que busca su espacio después de tantos cambios, casi da por ganador al C's y estima que a la vista de su negativa declarada a pactar con el PP podría apoyar al PSOE para que fuere presidente Pedro Sánchez.

Lo único que queda claro es que la mayoría absoluta no la alcanzará ningún partido. Por eso, lo que conviene saber al votante es qué hará con su voto el partido que elija. No basta con el programa, sino con quién pactará. El eventual votante del PP estará tranquilo sobre el destino de su voto, porque para gobernar no pactará, si no es la lista más votada. Los votantes del PSOE son fieles y votaran a su partido, aunque este luego haga alianzas tan sin sentido y perjudiciales como las que hizo con la izquierda radical, en autonómicas y municipales. Lo que puede preocupar es qué hará con los votos que obtenga C's. Su líder es joven y atractivo y recibirá el voto de muchos jóvenes, pero, además de no tener equipo, por mucho que se quieran presentar como ambivalentes, aquí en Andalucía consintieron la investidura de doña Susana a cambio de unas exigencias que luego no les cumplieron, pero siguen apoyándola y votando con el PSOE. Los que no votarán al PP por el tema del aborto, se lo pueden encontrar, empeorado, si no votan a Vox.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios