la columna

Bernardo Palomo /

Español, por interés

Era 1993, se celebraba la XLV Bienal de Venecia, la bienal comisariada por el gran Achille Benito Oliva. El Pabellón Español presentaba aquella edición dos importantes artistas, Cristina Iglesias y sobre todo, Antoni Tapies, éste con una obra que levantó, todavía, enaquel año, las máximas polémicas. El gran artista catalán presentaba una instalación que levantó las máximas ampollas en el pacato - seguía siéndolo a pesar de los pasajes de Modernidad que se quería impregnar a la sociedad española -ambiente cultural español. La gran rotondadel pabellón de España estaba presidido por una gran camahospitalaria, suspendida en horizontal verticalidad, recibe, en caótica disposición, el frío abrazo de los muelles de un viejos somier, una manta cuartelera y una almohada; una sillas vacías son testigos mudos de la escena; un sinuoso grafismo en negro completaban la escena. Cruzar la entrada y mirar hacia el fondo ya era toda una experiencia visual, ponerte bajo la informa materialidad de la pieza levantaba todas lasinquietudes y la máxima emoción. Antoni Tapies era el gurú del arte del momento, aquella obra - hoy está en el MACBA de Barcelona - un referente para un arte que entonces, casi como ahora, estaba buscando definiciones. El catalán, defensor a ultranza de lo catalán y, casi siempre, contrario a lo español - su nacionalismo le llevó a sacar los pies del tiesto en muchas ocasiones contra todo lo que no fuera genuinamente de Alcanar, primer pueblo de Tarragona, para arriba- se vendía a los intereses españoles que tanto le costaba asumir. Entonces sí representaba a España y era el centro de un pabellón y de un arte español que, en otras ocasiones, menos importantes, no le interesaba para nada y era contrario a sus ideas. Ha muerto uno de los grandes artistas, yo lo tenía como uno de los más grandes. Sin embargo, no quiso ser nunca - nada más cuando le interesaba - un artista español. Descanse en paz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios