Entre paréntesis

Rafael Navas

rnavas@diariodejerez.com

Esperanzalandia

Hace ahora treinta años que se inauguró el palacio de exposiciones de la Institución Ferial de Cádiz (Ifeca) en Jerez. Aquella inauguración fue todo un hito para la ciudad y ese espacio en el parque González Hontoria se convirtió, con el tiempo, en todo un símbolo de la importancia y pujanza de esta ciudad, más allá de los colores políticos que lo gestionaron. Impulsada por la Diputación de Cádiz, el Ayuntamiento de Jerez y la Junta de Andalucía, Ifeca nació con el objetivo de afianzar a Jerez y la zona en el mercado de convenciones y congresos que por aquellos años empezaba a ser una fuente de ingresos y generación de riqueza muy importante para las ciudades con infraestructuras adecuadas y una dotación hotelera de calidad. Ferias como Equisur, Fegasur, Motorsur, Bodasur, más recientemente el Salón del Manga y muchos otros encuentros en sus más de 40.000 metros cuadrados, vinieron a convertir a Jerez en un referente de los palacios de exposiciones en todo el país. Y cuatro años más tarde de su puesta en marcha, Ifeca presentaba una de sus ferias más alegres, divertidas y educativas: Juvelandia. Hace poco recordábamos su 25 aniversario, sin saber entonces que tardaríamos en volver a ver esa fiesta infantil y juvenil entre las paredes de un palacio que tuvo que cerrar sus puertas, como tantas otras instalaciones, en 2020 por la pandemia del coronavirus. Al igual que Juvelandia, se tuvieron que suspender muchas otras ferias y exposiciones desde hace ahora casi un año porque las concentraciones de personas ha sido lo primero que esta pandemia ha segado.

Pero la historia, muchas veces caprichosa, ha querido darle a Ifeca y a tantas personas que han trabajado por su importancia, un protagonismo que nadie esperaba. Desde el pasado viernes, y esperemos que durante mucho tiempo todavía, el palacio de exposiciones de Jerez ha recobrado su protagonismo y el papel que le corresponde en la ciudad en la que fue creado: se ha convertido ya en el principal punto en el que la mayoría de jerezanos se van a poder vacunar contra el virus. Y aunque habrá otros puntos como el propio hospital y centros como el de La Milagrosa en los que también se administrará la esperada vacuna, será en Ifeca por donde pasará la mayoría de ciudadanos, como explica hoy en una entrevista en las páginas de este Diario el director gerente del área sanitaria de Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso.

Será, esperemos, la feria de la esperanza, con coches que en un circuito para la salud circularán entre los pilares de unas instalaciones que han visto pasar tantas celebraciones. Mientras Jerez derriba estos días las estructuras del que se supone iba a ser un palacio de congresos precisamente junto al hospital, la 'vieja' Ifeca renace de sus cenizas para mostrarnos y demostrarnos que a veces lo que ya tenemos puede servir para reconstruirnos como sociedad. Todo un símbolo de cara al futuro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios