La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Éxito andaluz en el Real

Siempre Así agotó entradas en sus dos actuaciones en el Teatro Real de Madrid los pasados 8 y 13 de junio. 3.800 localidades. No es fácil enfrentarse a ese escenario. No es fácil llenar ese teatro. Como tampoco lo fue llenar dos días -3.600 localidades- el Maestranza sevillano los pasados 4 y 5 de abril, acompañados por la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Pero en el Maestranza jugaban en su terreno y cabe la sospecha de que el lleno se debiera sobre todo a su largo éxito, celebran sus 25 años, pero también a los muchísimos amigos -yo entre ellos, no les miento- que unos, otros o todos los componentes del grupo tienen en Sevilla. Que no era así y que la amistad no me nubla el juicio lo demuestra que este grupo sevillano acompañado por una orquesta andaluza -la Sinfónica de Málaga- haya llenado dos días el Real de Madrid.

En música popular es un éxito sevillano comparable al de la Orquesta Barroca de Sevilla -Premio Nacional de Música y tesoro musical de la ciudad que las administraciones deberían mimar como uno de los más importantes patrimonios de Sevilla- estrenándose en el foso del Real el pasado mes de marzo con nueve representaciones de La Calisto de Cavalli. Ya sé, no hace falta que me lo digan, que son dos mundos musicales muy distintos: el de la música popular festera y el de la música absoluta; que uno vive en y del mercado bogando con éxito a favor de la corriente mayoritaria y el otro navega a contracorriente por aguas que, a causa de la catástrofe educativa, son por desgracia minoritarias. Pero les une Sevilla. Y me alegro de los dos éxitos madrileños de estas tan distintas y tan sevillanas agrupaciones.

Una coincidencia curiosa: justo un mes después de la actuación de Siempre Así en el Real lo hará (15 de julio: Anka sings Sinatra) el gran Paul Anka que convirtió Comme d' habitude de Claude François en el My Way que, por rumbas, fue el primer gran éxito del grupo sevillano. Y permítanme añadir algo: al director artístico de Siempre Así, Rafa Almarcha, le debe en parte Sevilla tener el mejor himno futbolístico del mundo, el que compuso y escribió El Arrebato y produjeron Almarcha y César Cadaval. Superior al You Never Walk Alone del Liverpool porque este no es original, sino una canción del musical de Richard Rodgers Carrusel estrenado en Broadway en 1945 y años después adoptada por el club. Y esto también es objetivo, no subjetividad palangana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios