Cada uno que diga lo que le parezca. Una democracia, creo que se llama el invento. Lo que ocurre es que en ella, como en una red a la deriva, entra de todo. Aun así, no deja de sorprender lo variado (y en no pocas ocasiones absurdo) de las opiniones que se vierten en los foros sobre tal o cual noticia.

El otro día, sin ir más lejos, el accidente de coche ocurrido en la avenida de Arcos propició uno de esos debates kafkianos y también frívolos. Había quien echaba la culpa a Pacheco (es decir, se bromeaba sobre un hecho grave que podía haber costado la vida de varias personas). Otros criticaban con celo a aquellos clientes que, aprovechando la confusión del momento, se habían ido sin pagar del bar donde impactó uno de los vehículos. Pues nada. Uno decía que si es normal, que la gente tiene mucha cara; otros que qué se puede esperar de una ciudad como Jerez. Y tirando del hilo, ya salieron las futboleras y estúpidas rivalidades territoriales de nuestra provincia. O sea. Unos diciendo que para qué escribía un gaditano en el Diario de Jerez y el de allá saliendo por los cerros de Úbeda o por la tangente, como quieran. Al fin y al cabo un desbarro de narices, con el foro hecho un gallinero y hablando de todo y mucho, pero casi nada del meollo de la cuestión, que era que un coche estuvo a punto de convertir una tarde de cerveza y tapas en una tragedia.

Prueben y vean de vez en cuando algunas de las noticias que se publican, no solo en este diario en su versión digital. Es que en casi cualquier foro suele pasar lo mismo. Se lía la gente a comentar cosas, la mayoría leyendo solo el titular, pasando a cuchillo al redactor sin ni siquiera leer el artículo completo, y montando un debate que casi nunca tiene que ver con la cuestión de fondo. Un disparate.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios