Fotogalería

Gran epílogo para cerrar la Semana Santa

La hermandad de la Candelaria puso ayer un brillante epílogo a la Semana Santa con el traslado de sus dos pasos desde la Catedral a Santa Ana, después de que ambos tuvieran que refugiarse el pasado Lunes Santo por culpa de la lluvia. El traslado se caracterizó por el numeroso público presente durante todo el recorrido, señal de las ganas de ver cofradías en la calle que había ayer en Jerez. Para la ocasión, el Señor de las Misericordias lució una túnica de color hueso en lugar de la de color morado que lleva cada Lunes Santo. Por otra parte, por la mañana salió desde la Catedral la hermandad de la Sagrada Resurrección, que recorrió en poco menos de cuatro horas parte del casco antiguo para volver a las 13:30 al primer templo jerezano, donde a continuación el obispo José Mazuelos ofició la misa pontifical.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios