Editorial

Israel comienza la ocupación de Gaza

LA artillería israelí se sumó ayer a las fuerzas aéreas y comenzó a bombardear la Franja de Gaza en lo que fue el prólogo a la entrada de las fuerzas militares del Estado hebreo en estos territorios palestinos controlados por los radicales de Hamas. Todos los esfuerzos que la comunidad internacional ha realizado hasta el momento han resultado inútiles para detener las hostilidades. Desde que éstas comenzaron ya se han producido más de 460 víctimas mortales en la Franja de Gaza, además de más de 3.000 heridos, la mayoría de ellos civiles, incluido niños, pero todo indica que Israel proseguirá con sus acciones hasta anular la capacidad militar de Hamas. Fue, no obstante, esta organización palestina la que rompió la tregua el pasado mes de diciembre y comenzó a lanzar cohetes Qassam y Grad sobre algunas ciudades israelíes, de ahí que nadie dudara de la respuesta que el Estado hebreo iba a dar a estos ataques. Israel no iba a permanecer impasible ante una organización que había dado órdenes de atacar diariamente a su población, aunque quizás Hamas no esperase una reacción de semejante calado. Esta facción palestina se retroalimenta de las espirales de violencia, y es eso lo que venía buscando. Sin embargo, la extrema desigualdad de fuerzas entre ambos contendientes es lo que ha llevado a la comunidad internacional a solicitar el cese de los ataques, sabedora además de las consecuencias que este conflicto puede tener en otras zonas limítrofes como el sur del Líbano, donde los chiíes de Hezbolá pueden terminar haciendo causa común con los extremistas de Hamas. La entrada en los territorios palestinos se ha revelado así como una medida adoptada desde el primer momento en que Israel respondió a los ataques, de ahí que la comunidad internacional poco haya podido hacer desde entonces. El único actor con capacidad de influencia, Estados Unidos, se encuentra inmerso en un cambio de administración, mientras que, por el lado palestino, la Autoridad Nacional de Ramala, fuerte en Cisjordania, ha perdido toda capacidad de influencia sobre Gaza. Desgraciadamente, la ocupación militar de la Franja por parte de Israel tampoco asegura el cese del conflicto, sino que aventura mayores sufrimientos para miles de palestinos que están siendo utilizados por Hamas y confinados por Israel en un territorio donde cada día es más difícil vivir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios