Jesús López García

Presidente de la Federación Local de Peñas Flamencas de Jerez

Que prevalezca la cordura, el diálogo y el sentido común

Todas las peñas flamencas que conforman la Federación Local de Jerez sólo quieren que el trato por parte de la Administración Local sea sin agravios comparativos, en las mismas condiciones de igualdad para cada una de ellas. De esta forma, que tengan la misma oportunidad para programar sus actividades. Las peñas flamencas, en contra de la creencia de algunos, ni están subvencionadas ni manifiestan su inclinación por uno u otro signo político. Nuestro único cometido con el gobierno de turno es estrechar relaciones y colaborar para ofrecer al ciudadano, aficionados y artistas nuestro más bien preciado que es el flamenco.

Nuestros recursos económicos principalmente provienen de las cuotas de los socios y colaboraciones de simpatizantes. Con estos ingresos, las peñas, de acuerdo con su tamaño, tienen que hacer frente a los gastos generales y de estructura como luz, agua y mantenimiento entre otros. La peor carga de costes que soportan las peñas es en materia de alquiler, elevado, e impuestos como por ejemplo el IBI. Esto supone una merma presupuestaria importante. Todos estos costes lo soportan todas las peñas de diferentes formas e importes, excepto las que están en precario. Sólo tenemos dos casos. La otra peña que también se encuentra en precario, cuando Patrimonio del Ayuntamiento lo reclame para un programa de ciudad, tendrá que entregar las llaves y negociar, si procede, otro espacio sin hacer mucho ruido.

¿Recuerdan otra peña histórica como El Garbanzo? Pues fue desahuciada por el propietario (un particular). El Garbanzo solicitó un local al gobierno de entonces pero no prosperó. Al día de hoy se encuentra sin sede y ya no pertenece a la Federación como consecuencia de ello. Nuestro apoyo va para todas las peñas, pues cada una de ellas tiene problemas en mayor o menor medida. Pero no apoyamos la confrontación para lograr un objetivo.

A pesar de todas estas dificultades que el aficionado desconoce, las peñas están ofreciendo recitales, programaciones, concursos y actividades de gran interés para el flamenco, para su barrio y la ciudad de Jerez. Cada una con sus limitaciones y sin considerarse una con un status superior a otra.

Con todo lo expuesto anteriormente, la Federación de Peñas de Jerez, ante el conflicto surgido entre Ayuntamiento y la Peña Buena Gente, hemos recomendado a las partes interesadas desde el principio que haya diálogo y que alcancen un punto de entendimiento y evitar el enfrentamiento. Conflicto que no beneficia a nadie ni al resto de las peñas. Es más, quizás se haya involucrado a distintas asociaciones y sectores ajenos de la ciudad que no conocen en realidad el origen y evolución de la situación.

El Ayuntamiento recientemente le ha ofrecido un inmueble de propiedad municipal con una buena superficie y emplazado en una zona noble del Flamenco. Es preciso retomar el diálogo, exponer buenas intenciones y que encuentren una fórmula dentro del marco legal. Hay que encontrar el punto de encuentro para que desarrollen sus actividades y equilibrar esfuerzos por parte de la administración y de la propia entidad. Una entidad señera, que históricamente viene realizando una importante y destacada labor gracias a sus socios y simpatizantes.

En definitiva, entiendo que las entidades están por encima de las personas y esta histórica Peña Buena Gente volverá a realizar sus importantes actividades para satisfacción de sus socios y aficionados al flamenco, como lo vienen haciendo todas pero con mayor ilusión y seguridad. Seamos sensatos, utilicemos la razón y el sentido común, pues este es el sentimiento de la peñas flamencas y seguiremos luchando por la igualdad de todas dentro de un contexto de buena voluntad, por el único fin que nos mueve, el flamenco.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios