Crónica personal

Pilar / cernuda

Llamadas internacionales

LLAMAN amigos y familiares desde Corea, Brasil, Alemania, Vietnam, Israel… todos preguntan lo mismo, qué pasa en España, qué va a pasar con la corrupción, si se va a sajar la herida hasta que salga todo el pus y quede completamente limpia, única forma de curarla. Y luego, todos ellos, advierten: la imagen de España está en estos momentos por los suelos, la sensación generalizada de que cualquier cosa que se toque está contaminada por la corrupción se convierte en una seria dificultad para que los inversores confíen en nuestro país y apuesten por España. El caso Bárcenas y sus ramificaciones está teniendo unas consecuencias muy serias; se había ganado terreno en los últimos meses y ahora se terreno tan difícilmente conquistado se pierde con la imagen de una España en la que la corrupción ha asentado sus reales.

De nada sirve que se recuerde que en Francia no han sentado a un ex presidente en el banquillo por razones de edad, y que Villepin y Sarkozy se las han tenido que ver con la Justicia, así como varios ministros; que Merkel se hizo con la presidencia de la CDU cuando la cúpula anterior, Kohl incluido, estuvo incursa en un asunto de financiación ilegal del partido, y que Papandreu tuvo serios problemas en Grecia por presunto trato de favor a su mujer, y que Berlusconi… mejor no mencionar a Berlusconi, ha pisado todos los charcos y todos ellos de aguas sucias.

Pero ahora mismo de lo que se habla por ahí adelante es de la corrupción en España, que se tiende a generalizar aunque hay gente muy decente en la cosa pública, hoy bajo sospecha injustamente toda ella por el caso Bárcenas y también, hay que decirlo, porque algunos medios de comunicación no siempre aplican el obligado rigor antes de publicar determinadas informaciones. Ahora se está viendo que algunas de ellas no se correspondían con lo publicado, pero el daño está hecho, las biografías destrozadas… y la marca España por los suelos, cuando tanta falta hace que esa marca España resurja de sus cenizas y aparezca la verdadera cara de este país con unos ciudadanos que están realizando un sacrificio sobrehumano para afrontar unos planes de ajuste que les coloca en una situación límite, pero que son indispensables para sacar cabeza y salir del hoyo. Y un país en que el partido que gobierna no ha dudado en hacer públicas sus cuentas, lo que no está en condiciones de hacer todo el mundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios