La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Maestro de la mentira impune

Nunca un presidente y un Gobierno han mentido tanto, y en tan graves cuestiones, sin pagar por ello

Mientras los contagios se disparan con 1.525 casos en un día y la caída trimestral del 18,5% confirma que sufrimos una crisis sin precedentes, el Gobierno se va de vacaciones sin un plan coordinado para actuar contra los rebrotes en el caso de que sigan creciendo al ritmo que lo están haciendo y dejando para septiembre la gestión de la crisis económica. El coronavirus en pleno rebrote y la ruina no se van de vacaciones. Pero el Gobierno sí. No sin que antes Sánchez anuncie que asume el reparto del fondo europeo adoptando el aire de las mujeres de Auxilio Social repartiendo sopa con el fondo de La bien pagá en Canciones para después de una guerra (eso sí, con raciones de carne para los vascos, que son los bien pagaos -"la singularidad vasca" lo llamó Urkullu- de este raro país en el que la Constitución del 78 refrendó privilegios forales retrotrayendo la legislación hasta 1841).

El espectáculo de los escaños del PSOE abarrotados sin respetar las normas de seguridad para aplaudir al líder supremo y el reconocimiento de la mentira del comité de expertos no son gotas que hayan llenado el vaso de las mentiras, bolas, trolas, embustes, fake news, patrañas, falacias, engañifas y trampantojos de este Gobierno. El vaso rebosó hace mucho tiempo. Y sin consecuencias. Sánchez ha logrado la adhesión inquebrantable de los suyos en una rara forma de sumisión pelotillera a su liderazgo, pese a lo inconsistente del personaje. Y la de quienes se tienen por progresistas al precio de comulgar con ruedas de molino. Lo que ha generado algo parecido a ese fanatismo -apasionamiento y tenacidad desmedidas en la defensa de creencias y opiniones- dado al autoengaño que se obstina en negar los hechos probados.

Este embustero narcisista llamado Pedro Sánchez llama unión a esta adhesión inquebrantable que exige hasta a la oposición; y condena como carroñeros que quieren sacar jugo político a la pandemia y la ruina a cuantos critiquen su gestión. Y sus huestes le siguen. Se han tragado la mentira vergonzosa del comité de expertos que nunca existió, embuste sostenido por el presidente, el ministro de Sanidad y Simón. Lo ha reconocido el propio ministro, pero los de la adhesión inquebrantable se lo han tragado sin atragantarse, que ya es tener tragaderas. Nunca en nuestra historia democrática un presidente y un Gobierno han mentido tanto, y en tan graves cuestiones, sin pagar por ello.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios