Hace 10 años Marlango actuó en las Noches de Bohemia. Por ese entonces hacía prácticas en el Diario de Jerez y su fotógrafo Pascual iba a tomar imágenes para una previa que le habían hecho al grupo. No sé cómo, acabé en la moto de Pascual volando hacia el Alcázar con la esperanza de -al menos- decirle “hola” a Leonor Watling. Pero al llegar nos dijeron que la cantante se encontraba mal y no sería posible hacer la foto. Fue mi primer intento fallido.

Por ese entonces ya llevaba casi una década tarareando sus canciones y disfrutando con la parte cinematográfica de Leonor Watling, una actriz que sin recurrir a grandes papeles, ha tenido la fortuna de trabajar para directores como Bigas Luna, Pedro Almodóvar, Isabel Coixet, Joaquín Oristrel o Jaume Balagueró.

Con apariencia de mujer algo tímida, Leonor esconde una personalidad arrolladora, sobre todo en los conciertos, donde presume de simpatía y contagia al público de ella aunque las letras de Marlango tiendan (en ocasiones) a la melancolía. Hay espacio para la tristeza pero también para el humor en esta banda que no llena estadios pero encandila a quien va a verlos.

Superado el drama de 2009, en 2011 –cuando tener un blog personal estaba en auge– escribí un cuento inspirado en su disco ‘Life in the treehouse’. Se lo hice llegar a Leonor a través de Twitter, con la esperanza juvenil de que lo leyese y le gustase. Su respuesta a mi tuit dejaba claro que lo había hecho y su agradecimiento por inspirarme en sus canciones para dar forma a este relato sirvió para alimentar aún más mi afición por ella.

En 2013 volví a intentarlo. Fue tras un concierto de Marlango en Sevilla. A la salida se paró a fumar y a firmar discos. En la dedicatoria del mío puso “Para María José. ¡Olé Jerez!” y una carita sonriente, la misma que mantuve yo hasta llegar a casa.

Apenas crucé más de unas palabras con ella; fue mi acompañante la que le dijo desde donde veníamos para ver su concierto. Yo, prácticamente muda. Y es que no es fácil ser elocuente cuando tienes delante a una de tus actrices favoritas y a la persona que le ha puesto banda sonora a casi 20 años de tu vida.

Ha sido hasta el momento el único encuentro personal que he tenido con Leonor Watling, quién sabe si este agosto se producirá el segundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios