Pepe Marín

Pérez Celdrán, en la creación de la Cátedra de Flamencología

LO verdaderamente cierto es que, de lo que yo quiero escribir en esta ocasión es de un hombre, un amigo, uno de los dos fundadores de la Cátedra de Flamencología de Jerez que, si en sus inicios llegó a ser presidente de la misma, hoy observa, con la serenidad que dan los años, desde su atalaya familiar, la lógica evolución de ésta, recordando tiempos pretéritos, próximo a cumplir los noventa años de edad.

Se trata de Manuel Pérez Celdrán, en su día, 24 de septiembre de 1958, festividad de la patrona de Jerez, mano a mano con Juan de la Plata (q.e.p.d.), dieron forma a la citada institución; una institución que, hoy, 64 años después, prosigue su feliz andadura gracias a la voluntad y al coraje de un grupo de jóvenes enamorados de lo que se considera la quintaesencia de la cultura musical autóctona del pueblo andaluz: el arte flamenco.

Yo quería, y quiero escribir no centrado, aunque también, en la Cátedra como institución -que doctores tiene la iglesia y el caudal de su quehacer es tan amplio que ocuparía un espacio del que no dispongo-, sino del amigo, del compañero, de quien en su día, junto al recordado Juan de la Plata firmó el acta de constitución de la Cátedra de Flamencología de Jerez en la fecha anteriormente citada tras la previa publicación de su manifiesto.

Un amigo que, inevitablemente me ofrece datos que no he podido obtener por mí mismo ya que, mi contacto con la Cátedra se produjo exactamente diez años después de su creación (1968) por lo que, los primeros datos me ha llegado a través de quienes fueron sus presidentes: Manuel Pérez Celdrán y Juan Franco Martínez ‘Juan de la Plata’ (éste último su pilar fundamental, permaneciendo al frente de la misma desde su fundación hasta el momento de su fallecimiento). Me cuenta Manuel que uno de los primeros contactos mantenidos con personalidades que pudieran colaborar con ellos al sostenimiento y marcha posterior de la reciente creada entidad fue con José de Soto Molina, propietario de una extraordinaria biblioteca, un legado que, a su fallecimiento pasó a la Biblioteca Municipal.

Manuel Pérez Celdrán. Manuel Pérez Celdrán.

Manuel Pérez Celdrán.

José de Soto Molina conectó a los dos entusiastas aficionados con Julián Pemartín, otra destacada personalidad interesada en la actividad cultural y en su difusión y, posteriormente con el entonces alcalde de Jerez, Tomás García Figueras; éste se convirtió desde el primer contacto en un providencial mecenas gracias a su posición personal y pública. Una pequeña ayuda económica así como la localización del primer local para la institución flamenca sito en Plaza Silos; lugar próximo al que, con el correr de los años sería prolongado domicilio social, facilitado por la empresa Domecq en la calle Quintos, tras haber permanecido algún tiempo en el Alcázar, barriada de la Coronación, Biblioteca Municipal, hasta desembocar en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, Plaza San Juan, 1, Palacio Pemartín, magnífico enclave que da prestancia a la propia institución andaluza, y del que así mismo disfruta la Cátedra de Flamencología de Jerez.

Me cuenta Manuel Pérez Celdrán que, por su trabajo en la empresa bodeguera González Byass, en donde alcanzó el cargo de jefe de personal y, ya jubilado, junto a Juan Guerrero, responsable del archivo de la citada firma bodeguera colaboró con éste para más tarde pertenecer a la Comisión Ejecutiva de la Fundación de la firma. Su constante colaboración en otros temas ajenos a los de la Cátedra, especialmente de carácter social, fueron desencadenantes para que su compañero Juan de la Plata se dedicara en cuerpo y alma a la labor difusora de la Cátedra organizando los Cursos Internacionales de Verano, creando los premios Copa Jerez para artistas locales así como los Nacionales de guitarra, cante y baile, la Orden Jonda y la Revista de Flamencología, recuperada felizmente por la actual dirección de la Cátedra tras un largo silencio. Otro importante aporte cultural ha sido la recuperación de las coplas de Nochebuena o villancicos desde su primera grabación discográfica gracias a la Caja de Ahorros de Jerez para la colección ‘Así canta nuestra tierra en Navidad’, la Fiesta de la Bulería -hasta que el Ayuntamiento tomó una responsabilidad que continúa-, el Día de la Copla, etc. Aún cuando fue Juan de la Plata el creador y promotor de éstas y otras actividades, Manuel Pérez Celdrán no ha permanecido apartado del desarrollo de las mismas, trabajando en cuantas ocasiones ha sido pedida su colaboración, como lo fue en el inicio en la Revista Atalaya, para la que escribió mientras ésta permaneció en activo. Uno de los poemas firmados por Pérez Celdrán, el dedicado a Manuel Torre, tuve la oportunidad de incluirlo en mi recital conmemorativo del centenario del cantaor jerezano, organizado por la Cátedra de Flamencología y ofrecido en su sede social de la calle Quintos. En la citada efeméride, Manuel Ríos Ruiz (q.e.p.d.) –colaborador con Esteban Pino desde el primer día del funcionamiento de la Cátedra-, dio a conocer su trabajo ‘Razón, vigilia y elegía de Manuel Torre’ que, gracias a la colección Flamenco y Universidad, creada por Rafael Infante y, en su número LXIV he interpretado en un trabajo discográfico para el que se ha contado con los cantes de archivo de Manuel Sordera, Romerito de Jerez, Fernando Gálvez, María Vargas y Manuel Torre.La presencia de Pérez Celdrán en cualquiera de las sedes de la Cátedra –las reuniones de los martes entre ambos fundadores se prolongaron en el tiempo-, ha sido continuada incluso hasta el momento de toma de posesión de los nuevos directivos de dicha institución, un acto que tuvo lugar en las ya citadas instalaciones del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.Quiero aprovechar esta ocasión para enviar un fuerte abrazo al amigo, al compañero en el devenir de la institución flamenca, Manuel Pérez Celdrán, felicitándole anticipadamente en su noventa cumpleaños; una efeméride que ha propiciado este reconocimiento al segundo-primer hombre en la creación de la Cátedra de Flamencología de Jerez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios