el cuentahílos

Carmen / Oteo

Premisas

Cómo está la cosa. Hay hasta quien se ofrece gratis con tal de mandar. Otro aspirante a eso de gobernarnos promete suprimir los privilegios de jubilación de diputados y senadores. No doy crédito. La clase política parece venir ahora de vuelta de unos ejercicios espirituales. Nos prometen austeridad. Tienen propósito de enmienda. Hacen actos de contrición. Purgan sus pecados. Empiezan a sobrarle los asesores, la multiplicidad de sueldos, los coches oficiales, los viajes, las comidas, todo lo que traía consigo un cargo político.

A mí, por ofrecer, me gustaría que los políticos me ofreciesen lo mínimo exigible para el desempeño cabal de su oficio. Formación académica, manejo de un idioma extranjero y experiencia mínima en el mercado laboral. Impedir que alguien haga carrera política sin haber aprendido previamente a ganarse su sustento. Eliminar en definitiva las castas y los cachorros políticos. Que nadie tenga que atrincherarse en un sillón porque no sepa vivir de otra cosa.

Debería desaparecer la partitocracia mediante el sistema de listas abiertas en las elecciones, de tal manera que los partidos no puedan premiar o castigar a los suyos con puestos de responsabilidad y crearles, al efecto, empresas públicas para darles empleo y sueldo.

Debería impedirse que alguien pudiera gobernar más de dos legislaturas, es decir, mantenerse en el poder más de ocho años. Es tiempo más que suficiente para ejecutar un programa político sin generar clientelismos ni corruptelas.

Se debería establecer un límite de endeudamiento y un control externo del gasto público para que no se vuelvan a tirar los dinerales que se han tirado. Que los políticos sean responsables de sus actos y decisiones.

Previamente, hay que propiciar una regeneración social donde el estudio, el esfuerzo y la integridad tengan recompensa y la sinvergonzonería reproche.

A partir de ahí, quien no quiera cobrar que no cobre.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios