HABLANDO EN EL DESIERTO

Francisco Bejarano

Presagios del silencio

Escribe Nicolás Gómez Dávila en su fuente de sabiduría Sucesivos escolios a un texto implícito: "A la gente no le indigna el error en sí, sino el error, o la verdad, que no estén de moda. Debe ser verdad porque hemos visto convertirse en demócratas confesos, incluso en etarras, a muchachos del Frente de Juventudes, y en ateos, igualmente conversos, a cursillistas de cristiandad. Hay que contar con las veleidades juveniles en un ambiente propicio para ir de campamento. Falange, más que una vaga ideología política, fue una moda elegante entre la juventud de clase media. Más complejo que pasar de ateo a creyente es pasar de creyente a ateo, aunque también hay que contar con la evolución intelectual de cada uno. Cuando toda una nación es la que experimenta estos cambios mentales, no se trata de evolución ninguna, sino de adaptación a lo que en cada instante está de moda y tiene mayor aceptación social.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios