Domingo Martínez / Coordinador Del Suplemento / De Educación

Ratificada en referéndum

El hecho de que fuese ratificada 'por el pueblo español' en referéndum el día 6 de Diciembre de 1978 es lo que hace que la Constitución se conmemore ese día.

Estamos ante un documento fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad y, aunque no seamos del todo conscientes de ello, de nuestra vida cotidiana.

Los avances o las imposiciones que pueden producirse en nuestro diario acontecer vienen a estar avalados o amparados por las leyes y por los documentos que rigen nuestros principios, nuestros derechos y nuestras obligaciones.

La Constitución de 1812 (otra efeméride que viene preparándose con grandes celebraciones) ya hablaba del derecho instrumental que suponía la llamada 'libertad de imprenta', como bien señala Luis García Ruiz en el último número de 'El Conciso'. Entonces se decía que "todos los españoles tienen libertad de escribir, imprimir y publicar sus ideas políticas sin necesidad de licencia, revisión o aprobación alguna anterior a la publicación, bajo las restricciones y reponsabilidad que establezcan las leyes".

Todo esto nos lleva a establecer en los centros educativos un marco de convivencia y unas líneas de actuación que guiarán el normal desarrollo de las actividades académicas, culturales y estraescolares que sirvan para que el cometido formativo llegue a buen puerto y sea posible compartir conocimientos, ideas, esperanzas y aptitudes dentro de una estable situación de evolución creativa.

Cada persona, por el hecho de serlo, tiene derecho a defender su opinión, dentro de los cauces admitidos, en la manera que crea conveniente y de acuerdo con sus habilidades o posibilidades, sin dañar al resto y teniendo en cuenta las consecuencias de sus actos.

Siempre es complicado ser ecuánime, pues la imparcialidad en el juicio conlleva la valoración de todas las opciones y a veces parece que supone la inclinación de la balanza para alguna de las partes, pero la responsabilidad de quien toma decisiones debe tener unas consecuencias meditadas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios