fútbol CD Gerena - Xerez CD (1-0)

Rayo que no cesa

Mientras a unos los movilizan las banderas, otros podrán ilusionarse con títulos que les devolverán una cierta esperanza

Muchos lo han intentado desde los años de la República y la Guerra Civil. Ya entonces los mejores nombres, Azaña, Ortega, Chaves Nogales, pusieron su pluma e inteligencia para que la cuestión catalana no continuara absorbiendo las mejores energías de la vida política española. Pero sin éxito. Por bien explicadas que estuviesen las razones, por persuasivo que fuera el tono de lo escrito, no ha habido forma de convencer al separatismo catalán de su anacronismo y de su imposible realización democrática. Los sentimientos nacionalistas afloran, se manipulan con un discurso monocorde y contra ese muro de sinrazones se estrellan las buenas intenciones de quienes se proponían devolver la cordura gracias a la escritura. Pero aunque su efecto haya sido limitado, convendría recordar de nuevo el esfuerzo y la voluntad de los que han apostado por difundir la palabra razonada por medio del libro. Ante una bandera, un signo y un grito, el efecto compulsivo es inmediato: sólo se busca exaltar los reflejos atávicos de pertenencia a la tribu. Los argumentos de un libro, en cambio, por sabios y contundentes que sean, no hacen mella en quienes creen (gracias a mucha fe y pocas lecturas ) que van a conseguir una vida idílica y sin opresores.

Por ello mismo, hay que alentar, leyéndolos, a los que trabajan para que el rayo iluminador del libro no cese, aunque su resultado pedagógico apenas se perciba en el campo de los adversarios. El testigo dejado por los antiguos maestros ha sido recogido por otros escritores y, como mínimo, abrigan con sus ideas a la población catalana más desprotegida: la que ha sido olvidada en el gueto españolista y excluida, por esa causa, de tantos derechos. La publicación de libros no había cesado, pero para este otoño, mientras a unos los movilizan las banderas, otros podrán ilusionarse con nuevos títulos que les devolverán una cierta esperanza; gracias a argumentos que no enardecen pero ayudan a reflexionar. Así, acaban de llegar a los escaparates, Anatomía del procés (Debate) que reúne, desde Manuel Valls a Josep Borrell, más de una decena de nombres que abordan el conflicto desde las perspectivas más necesitadas de iluminar. Un libro, pues, serio y académico, cuya lectura puede complementarse con la crónica lúcida y corrosiva de Arcadi Espada, que comparece con una nueva edición de Contra Catalunya (Ariel). Se ha sumado también a la convocatoria el humor destructivo y la fábula imaginativa presentes en Independencia en la granja, de José Serralvo, publicado en Renacimiento, la siempre atenta y atrevida editorial andaluza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios