La columna

José Rodríguez Carrión

¡Salve, Socorro!

ME comentaba esta semana mi amigo que le llama la atención que para mandar una carta al Director haya que dar el DNI e identificarse, y en cambio se pueda insultar en los comentarios a los artículos publicados escondiéndose en el anonimato o en nombres de lagartijas. Le expliqué que quizás ese sea el precio que hemos de pagar para poder tener libertad de expresión, que los cobardes también la tengan aunque sea ocultando su identidad. Desde luego lo que no conseguirán nunca es acabar con la libertad de quienes sí firmamos con nombres y apellidos.

Pero bueno, no dejemos que esta gente pueda oscurecer un día tan grande como el de hoy. Y es que hoy puede ser un gran día para mucha gente. A mi amigo la primera persona que le ha venido a la mente ha sido la Alcaldesa, que puede ver confirmada su candidatura a pesar de las recomendaciones de sus compis del provincial. Eso sí, el chiste del Peri de ayer refleja de maravilla el futuro que le aguarda y el precio en las urnas del "cariño" mostrado por sus compañeros es fácil de suponer.

Para quienes sin duda va a ser un día grandioso es para los miembros de la Hermandad de la Viga. Hoy se le concederá la medalla de oro de Jerez a Nuestra Señora del Socorro en agradecimiento a lo mucho que a lo largo de siglos ha ayudado a Jerez y a los jerezanos y jerezanas. Algo que ya hizo que nuestra Ciudad la eligiera como Compatrona. Para recibirla saldrá en procesión hasta el Ayuntamiento, donde se le impondrá la citada medalla, y lo hará con muchos estrenos y novedades, algunas de las cuales sólo podrán verse en esta fecha. Es por tanto una ocasión sin igual para que todos acompañemos en su recorrido a la Virgen del Socorro. Los creyentes para aprovechar una vez más para pedir auxilio en lo que necesiten y quienes no lo son, para disfrutar de una estética que jamás se repetirá y en la que va depositada el cariño de muchas mujeres que confeccionaron las bambalinas, de un gran pintor que hizo el palio, etc. y sin duda el de cuantos nos sentimos protegidos por Ella. Por todo esto… ¡Salve, Socorro!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios