DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Teatro de locos

El problema de España es que un buen profesor sabe en 4º de Primaria qué alumnos suyos van a fracasar en la ESO

La política es un teatro de locos", decía el gran Guido Geronetti, que acaba de morir a los 91 años en su casa de la Toscana. ¿Estaría hablando de España? Porque la verdad es que no encuentro una definición mejor de lo que nos está pasando. Vamos a ver: llevamos días -o años- discutiendo y gritando sobre másteres estúpidos, sobre tesis que no interesarían ni a un demente y sobre trabajos académicos plagados de lugares comunes y de ideas de párvulo. Y llevamos días -¡años!- enredándonos con discusiones sobre plagios y autoplagios (el autoplagio debe de ser el equivalente académico del autocanibalismo, como esos náufragos que tenían que comerse una pierna si no querían morirse de hambre). Pero esto ocurre, amigos, en uno de los países de la Unión Europea donde hay más fracaso escolar, y donde apenas hay plazas en la Formación Profesional, y donde faltan becas para alumnos necesitados, y donde muchas familias no pueden pagar los libros de texto ni el comedor escolar. Sí, todo esto es cierto, pero aquí sólo nos dedicamos a analizar tesis y másteres en busca de plagios y negros y enchufes académicos.

Es asombroso. Es un teatro de locos. Es una prueba de que tenemos una clase política que no aprobaría un examen básico de raciocinio y de utilidad pública si fuese evaluada por un tribunal de profesionales competentes (sugiero una cajera de supermercado, una médico de urgencias, un camionero, un trabajador del campo, una profesora de primaria) en vez de esos tribunales académicos fraudulentos que funcionan a imagen y semejanza de los políticos y sus conjuras de los necios.

En inglés se usa la frase "hay un elefante en la habitación" cuando surge un asunto en el que hay puntos tan evidentes que nadie, por las razones que sean, se atreve a tocarlos. Y eso es lo que nos está pasando con el asunto de los másteres y las tesis. El verdadero problema de España -no me cansaré de repetirlo- es que un buen profesor sabe ya en 4º de Primaria qué alumnos suyos van a fracasar sin remedio cuando lleguen a la ESO. Pero nadie se preocupa de remediar estos fallos elementales y nos perdemos en discusiones absurdas que dan vergüenza ajena. Por muchos másteres y titulaciones que tenga, la clase política española tiene un nivel intelectual lamentable. Un teatro de locos es un espectáculo mucho más interesante. Y divertido. Y útil.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios