DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribuna libre

José Mejías

El presunto delito de Saldaña ¿actividad privada o actividad pública?

No pensaba escribir sobre el tema, siempre es espinoso juzgar a un político por un acto privado, en este caso emborracharse y en ese estado conducir ebrio, tener un incidente, que lo detengan por mostrar evidentes signos de embriaguez y le imputen un presunto delito contra la seguridad vial por triplicar la tasa de alcoholemia. Al fin y al cabo podría decirse que, como cualquier otro ciudadano, pagará por su delito, con multa o prisión, además de la retirada del carnet por el tiempo estipulado, según decida un juez.

Además en este caso se someterá a la 'pena' añadida de la reprobación pública por parte de sus electores y quizá a las presiones de su partido para que asuma responsabilidades públicamente, porque no está bien visto que los puestos de responsabilidad en un partido puedan ser ocupados por personas que se comporten de esta manera. ¿Por qué habría de exigírsele más, con todo lo que ya le ha caído y le va a caer?

Pues después de escuchar las 'explicaciones' de Saldaña en la Cadena Cope, me imagino que similares en otros medios, se me han caído los palos del sombrajo y he dejado de tener dudas de que la irresponsabilidad de Saldaña va todavía más allá de conducir borracho.

Saldaña con sus declaraciones ha trasladado su comportamiento del ámbito privado al ámbito público alegando, como forma de minimizar su comportamiento, que se había emborrachado en una "reunión de trabajo" para conseguir algo positivo para su ciudad y sus conciudadanos, una Estrella Michelín, que sin duda sería un atractivo más del que dispondría Jerez para traer visitantes, y que además había sido bebiendo vino de Jerez.

Ahora Saldaña tendrá que dar más explicaciones. ¿Cómo se tiene una 'reunión de trabajo' para conseguir una Estrella de la Guía Michelín para Jerez?. Las estrellas de la guía roja se otorgan de acuerdo con las evaluaciones realizadas por un cuadro de inspectores profesionales anónimos, independientes y de diferentes nacionalidades que visitan restaurantes de todo el mundo sin revelar nunca su identidad. En estas visitas anónimas el inspector, al igual que cualquier otro cliente, hace la conveniente reserva, come como uno más y paga íntegramente su factura. Ese completo anonimato es el que garantiza que los profesionales de Michelin no reciban ninguna clase de presión o mejor servicio y accedan a los platos tal y como se sirven de forma habitual. ¿Cómo influye un político de la talla de Saldaña en una "reunión de trabajo" y con quién se reúne para "conseguir una nueva Estrella Michelín para Jerez"? En mal lugar está dejando Saldaña a la prestigiosa Guía Michelín o a los galardonados, si las Estrellas Michelin se "trabajan" en reuniones con políticos.

Para terminar, en igual mal lugar está dejando al vino de Jerez, como si emborracharse con vino de nuestra tierra fuera un atenuante de su comportamiento, asociando la ingesta de vino de Jerez a un comportamiento irresponsable y presuntamente delictivo, cuando es conocido el interés del sector del vino de Jerez a que se asocie su consumo con la moderación y la responsabilidad. Los amantes del vino de Jerez no conducimos borrachos, incluso somos capaces de valorar el buen vino sin necesidad de emborracharnos.

En el terreno estrictamente privado, sus declaraciones sobre que es un error pero no es para tanto, que afortunadamente no ha habido desgracias personales o no ha matado a nadie, se valoran por sí mismas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios