El rocío

R.D. jerez

La Virgen del Rocío como absoluta protagonista de un año singular

Año Jubilar. Restan tres procesiones de la Virgen, mañana por Almonte, el día 12 el regreso al Rocío y el 19 de agosto por los 200 años del Rocío Chico

El rocierismo está viviendo con intensidad el llamado Rocío Jubilar, coincidente con el traslado de cada siete años de la Reina de las Marismas al pueblo de la que es Patrona, y el regreso a la aldea, que se producirá dentro de una semana; antes, mañana, será la procesión por Almonte. Este Año Jubilar, concedido por el anterior pontífice y anunciado en la pasada romería, culminará en agosto, casi coincidiendo con la conmemoración de los 200 años del Rocío Chico, celebración en la que volverá a salir la Virgen, fiesta que obedece al Voto del pueblo de Almonte al Rocío en 1813 a causa de la guerra con los franceses. Estos acontecimientos está dotando de gran excepción a todo lo que rodea al Rocío entre el pasado año y este. Sin ir más lejos, dos de los momentos fundamentales se vivirán mañana y el domingo 12 de mayo. Como marca la costumbre y la tradición en Almonte, la Blanca Paloma, saldrá mañana en procesión por el pueblo en la popularmente llamada 'Función de Iglesia', con sus galas de reina y en su paso, una salida que viene a ser como la despedida de la Virgen de su pueblo antes de que ésta regrese a la ermita después de haber permanecido en la iglesia de la Asunción desde agosto del pasado año, mes en el que se produjo la 'venida'. Es una procesión en la que las emociones del adiós estarán muy presentes ya que hasta 2019 no volverá a la localidad almonteña. Esa salida volverá a vestir de gala las calles por donde transcurrirá la procesión con los arcos y cúpulas de flores de papel blanco, postes forrados de romero y guirnaldas, una decoración idéntica con la que Almonte recibió a la Reina de las Marismas en agosto. También se volverán a oír las inconfundibles salvas de escopetas, costumbre muy unida a la presencia de la Señora en su pueblo. De este domingo se pasará a un segundo momento, el día 12, con el regreso de la Virgen a su ermita. Será la vuelta al santuario saliendo la imagen de Almonte al amanecer, desde el Chaparral, tras cubrirle el rostro y el cuerpo. A diferencia de la 'venida', el camino de vuelta se realiza de día, siendo descubierta al atardecer en la misma aldea para llegar al santuario antes de la puesta del sol y esperar la nueva romería. Y el último momento será la salida 19 agosto en celebración del bicentenario del Rocío Chico, estando aún por decidir si saldrá vestida de pastora o de reina.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios