Han pasado varios meses desde que este ejemplar centenario había dejado de estar en pie en la zona de la Alameda Vieja. Fue precisamente ayer cuando por fin se metió mano al tocón que había quedado y así dejar la zona expedita. La tarea llevó lo suyo, como se puede comprobar en la imagen captada por MANUEL ARANDA, ya que el operario tuvo que emplearse a fondo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios