Después de la jornada de la ilusión, los Reyes Magos de Oriente cedieron paso a los operarios de Urbaser, la concesionaria de la limpieza viaria y recogida de basura, que ayer tuvieron que redoblar esfuerzos para hacer desaparecer de las calles de la ciudad todo rastro, en forma de cajas, basuras y papeles, de un día tan especial. La foto es de MANUEL ARANDA.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios