CON MALA UVA

La bota de los turbios

Las Angustias, a punto

No hubo convocatoria oficial, pero el delegado de Vivienda e Infraestructuras, Antonio Fernández Ortega, acudió ayer a visitar los últimos retoques que se le están dando a la remozada plaza de Las Angustias. El ritmo en los trabajos es tal que su reinauguración puede ser cuestión de días.

La austeridad prometida por la alcaldesa para las recién finalizadas Navidades en lo que a alumbrado se refiere, brilla por su ausencia. Las luces de algunas de las calles del centro han estado encendidas estos dos días atrás, lo que genera un gasto innecesario para las arcas municipales y un descuido que deja al descubierto que algunas palabras se las lleva el viento. La foto es de PASCUAL.

Ramas que son como pinchos

Los servicios municipales que se encargan de la poda del arbolado deberían estar másatentos a esos árboles, ahora pelados, que tienen ramas bajas. El problema es doble, pues de un lado obligan a los peatones a cambiar de rumbo y, de otro, se erigen en un serio riesgo para los ciudadanos ya que pueden llegar a causar serias lesiones oculares.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios