La Crestería

Manuel Sotelino

Capataces Cofrades

NO me cabe la menor duda de que si ha habido un ámbito en el que las cofradías han evolucionado a mejor ha sido en elegancia a la hora de llevar los pasos. Otra cosa distinta es la capacidad de sufrimiento del costalero. Los costaleros rancios y duros como el pedernal desaparecieron a excepción de rara avis que cuando aparece se lo rifan los hombres de negro. Cuando los pasos dan jabón es necesaria esa casta del costalero de toda la vida para salvar el cuello del responsable. Toda esta evolución la propicia fundamentalmente un hombre como Martín Gómez que le da realce a los pasos y comienza a trabajar con relevos para que las carreras sean más sosegadas. Paco Yesa acompaña esta misma filosofía de trabajar y comienza a aportarle a sus palios un estilo elegantísimo. A partir de ahí, le siguen un buen puñado de capataces que van formando su propio estilo. A pesar de la juventud de muchos de ellos, conocen profundamente el trabajo, saben igualar a sus hombres a la perfección y ofrecen a cada cofradía el estilo que las juntas proponen. Las cuadrillas se han multiplicado y hoy en día sacar un paso nada tiene que ver con épocas en las que ver el mármol de la iglesia de vuelta era poco menos que una heroicidad.Por tanto, no hay más remedio que felicitar a todos los que están al frente ya que es una rareza que un hombre se haga responsable de una cofradía y no sepa los vericuetos de una carrera por muy larga que esta sea. Aquellos años de los profesionales fueron románticos y necesarios. Así como las décadas de los hermanos costaleros. Ahora toca un estilo en el que se cuida más el estilo que la fe. Sin embargo, ¿se pagará por sacar una cofradía ? Mucho me temo que es probable. Y serán damnificadas aquellas cofradías que, convertidas en cortijos de unos pocos, tendrán que firmar un cheque para que sus pasos salgan a las calles. Otras, previsoras, habrán hecho buena vida de hermandad y tendrán a costaleros para ponerse a las ordenes de estos buenos capataces.

Etiquetas

, ,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios