Tribuna Cofrade

José Castaño Rubiales

Caciquismos Cofrades

EN el mundo de la mayoría de las cofradías jerezanas se heredan antiguas costumbres y actitudes, las buenas y las malas, especialmente estas últimas. Se podría afirmar que el tiempo no pasaban por ellas, y lejos de corregirse y adecuarse a los nuevos tiempos de la iglesia, siguen ancladas, más bien sumergidas, en los antiguos caciquismos de sus fundadores.

Cuando estos gobernaban sus cofradías, siempre responsabilizaban de las mismas, a unas personas de sus confianzas, que les eran los fieles ejecutores de sus arbitrarios caprichos e intereses personales.

Era habitual, con el fin de ganarse la voluntad y favores de sus superiores laborales y cofrades, (que para eso eran los que ponían sus dineros) que sus cofradías tuviesen un sello, que como se puede apreciar, los nuevos dirigentes lo siguen manteniendo.

Los antiguos caciquismos, parecen que siguen vigentes. Se puede apreciar, cuando muchos de sus herederos cofrades, que continuan creyendo que  pueden mandar en otras cofradías, complicando al Consejo de Hermandades, como si este no supiese que no tienen potestad alguna para inmiscuirse en otras cosas, como no son organizar los horarios e itinerarios de las cofradías en la Semana Santa.

Me horripila pensar, que existan cofrades que fieles a sus antiguos dirigentes, los que manejaron a sus antojos e intereses a las demás cofradías, después de haber usurpados la idea de crear la Unión de Hermandades  de Jerez con ese sentido.

Por el contrario, estoy seguro, que tan fieles discípulos, no los imitaran denunciando como sus dirigentes ante las autoridades eclesiásticas sevillanas, que las hermanas no hiciesen Estaciones de Penitencias. En estos tiempos, si siguiesen los mismos conceptos contra las mujeres, serían correteados por la calle Larga, y no creo que en silencio.

En  suma con los muchos retos que tenemos los cristianos en estos tiempos y las muchas necesidades que tenemos los cofrades de convertirnos en auténticos baluartes de nuestras creencias ¿religiosas? resulta que  son los ruidos los que molestan.

Después noS molesta que digan que existen demasiados  cofrades que son unos chuflas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios