La Crestería

Manuel Sotelino

Un curso tremendo

DE todo cofrade es bien conocido que ‘El Tremendo’ es un bar que hay en Sevilla, justamente en la calle Juan de Mesa. A unos metros de Santa Catalina, lugar donde sale cada tarde del Jueves Santo la cofradía de la Exaltación, conocida popularmente como ‘Los Caballos’. El Tremendo es un bar pequeño donde ponen una cerveza muy fresca con un toque magistral en el tiro. Y ya se sabe que en Sevilla, lo de tomarse una ‘servesita’, forma parte de la geografía social de la ciudad. Reservamos la marca que se bebe en la Capital Hispalense por aquello de la publicidad gratuita y por ser cosa bien sabida para cualquier conocedor de los secretos de la ciudad.

Pues si la cerveza en ‘El Tremendo’ está tremenda, valga la redundancia, esta circunstancia me da pie para escribir una de las últimas Cresterías del curso cofrade. También un curso tremendo. Para los anales de la Historia. Un curso en el que, hasta ahora, tan sólo hemos visto moverse las maniguetas de los pasos del Niño Jesús de la Buena Muerte, el Cristo de las Almas de la Sacramental de Santiago y el traslado de la Virgen de las Angustias a la Catedral en el Vía-Crucis de las cofradías. Y ya no hay más. Tremendo.

Ha sido un curso en el que el consejo quería irse y todavía no se ha ido. Un año en el que todos dicen que monseñor Mazuelos se va y todavía está en Bertemati. El curso sin procesiones en Semana Santa. El ciclo en el que no hubo pregón ni el Corpus por las calles de la ciudad. Tremendo.

Un año para olvidarlo. Y lo que nos queda por delante. Sin procesión del Carmen y muy posiblemente sin la Patrona llegando a la zona de Cristina cuando baja por la Porvera.

En vista de cómo están las cosas, como la hostelería ha vuelto a la ‘nueva normalidad’, propongo una excursión sin aglomeraciones y con mascarillas hasta Sevilla. Vayamos todos a la calle Juan de Mesa y pidamos una ‘servesita’ en ‘El Tremendo’. Para ahogar las penas en un sitio donde, a pesar de la distancia con la Cruz del Campo, todo sabe distinto y a una nueva realidad. Que llegue pronto porque de lo tremendo que ha sido todo estamos un poco hartos ya.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios