La imagen

Un eclipse vivido con intensidad por casi todo el planeta

La noche del viernes fue para algunos la más esperada desde hace muchos años, ya que se vivió el eclipse lunar más largo del siglo, que duró casi cuatro horas y coincidió con luna llena. La Luna se alineaba con la Tierra y el Sol, quedando justo dentro de la sombra de nuestro planeta, lo que generó imágenes espectaculares, como la tomada desde la Laguna de Torrox, de este único satélite natural de la Tierra, que adquirió el anunciado color rojo o rojizo conocido popularmente como 'luna de sangre'.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios